top of page

¿Qué Esperar de los Nuevos Equipos Huawei?

Actualizado: 28 ene 2021

José Miguel Santibáñez Allendes, Docente Universitario y Editor del Blog https://abe.cl



José Miguel Santibáñez Allendes


Huawei ha sacado su nuevo producto, el Huawei Mate 30 / Mate Pro 30, un equipo de grandes prestaciones, pero claramente afectado por los problemas de la “guerra comercial” entre USA y China.

En lo positivo, han añadido lentes de foto/video para terminar de hacer obsoletas las cámaras fotográficas independientes. El nivel de calidad de una foto con estos equipos es insuperable. También han incorporado el concepto de pantalla curva, que permite que muchas opciones, que antes requerían botones (por ejemplo, el control de volumen) sea una experiencia “touch” igual que todo el resto de la pantalla. Y una nueva batería que “debe durar todo el día”.


En lo negativo, y antes de mencionar los efectos de la guerra comercial, una advertencia para usuarios poco experimentados: tanta opción touch, aunque parezca deseable, puede ser un verdadero dolor de cabeza, ya que el “cómo tomar” el teléfono, se vuelve más complicado. Aquellos que gustan hablar sosteniéndolo entre sus hombros y oreja, podrían complicarse aún más. Pero claro, para eso hay que evaluarlo “en terreno”. Yo sólo recuerdo lo que pasa en un teléfono actual, cuando quieres mostrar fotos, y en el 50% de los casos (mi experiencia personal) el sólo entregar el celular, hace que “desaparezca” la foto en pantalla (se vuelve a la galería, se cambia la aplicación, se va al menú, etc.).


Pero el tema de fondo es la guerra comercial.


USA ha impuesto restricciones a sus empresas para hacer negocios con empresas chinas (Huawei lo es) por lo que la versión del sistema operativo Android (controlado por Google) está muy restringida en este equipo. Similar es la situación de muchas aplicaciones de redes sociales (prácticamente todas con base comercial en USA) lo que en principio impediría la instalación de elementos tan básicos como WhatsApp, Facebook, Instagram y otros. Hay quienes lo pueden hacer (desde otros países, incluyendo Chile), pero requiere un conocimiento técnico un poco más elevado que el común. Huawei ha planteado que establecerán su propia tienda de aplicaciones para permitir la comunicación entre sus usuarios. Pero lo cierto es que una aplicación social sólo tiene sentido si me permite comunicarme con todos mis contactos, independientemente del equipo que tengan (algunos por ahí, las llaman aplicaciones “agnósticas” porque no le rinden culto a ningún fabricante; la metáfora parece un poco forzada).


Y hay una advertencia que, hasta ahora, no ha podido ser confirmada. Sabemos que Google analiza gran parte de lo que hacemos en el día a día, asumimos que, en el volumen de usuarios de Android en el mundo, no hay un “espionaje” específico, sino una recopilación de datos globales. Y por esas extrañas confianzas que generan los usuarios, no nos asusta lo que hacen. Pero, ¿será igual con una empresa China? Una empresa que podría saber que buscamos, dónde, cuándo, cómo, qué aplicaciones usamos, por dónde nos movemos?


Aún subsisten los resquemores de la época de la guerra fría y del “peligro amarillo” como mencionaba hasta la Mafalda. No son pocos aquellos que dicen que el famoso “gigante asiático” es sólo un gran globo que reventará en cualquier momento, que se dedican al “bicicleteo” con los dineros que reciben y que, eventualmente, pueden dejar a sus clientes botados (al igual que cierta gran compañía de turismo mundial).


Es cierto que a muchos no nos gusta la forma en que los chinos hacen las cosas. Por otra parte, también es cierto que sólo los chinos pueden establecerse la forma de hacer las cosas que a ellos les parezca apropiada. Y sobre la “gran debacle que se viene en China” (por lo del bicicleteo de recursos internacionales), vengo leyendo desde hace varios años… Sin que haya cambios concretos que hagan suponer que puede ocurrir en el corto o mediano plazo.


Por ahora, el “Smartphone” de Huawei es un equipo muy recomendable desde la perspectiva del hardware. Habrá que ver si el software está a la altura.


Nota extra: es importante tener presente que, si bien Android es controlado por Google, también es un sistema de código abierto que impulsa a las empresas productoras de equipos, a hacer sus propias modificaciones. Desde esa perspectiva, no es sólo el último equipo Huawei el que podría (sin que se haya comprobado) hacer “espionaje”, cualquiera de los anteriores podría estar enviando a los centros de datos chinos, la información diaria de sus usuarios.

16 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page