top of page

El Líder Valiente por Marcelo Muñoz Rojas

Quiero compartirles esta valiosa historia compartida por nuestro Colaborador Marcelo Muñoz Rojas.


Él nos cuenta que:

"Este muchacho es todo un personaje. Andrés en la época que lo conocí, estaba al mando de una empresa de alimentos y bebidas. Siendo consciente de su responsabilidad hacia sus colaboradores, clientes y la comunidad, Andrés consideraba que el coraje para realizar lo correcto era esencial en su liderazgo. Estaba decidido a tomar decisiones éticas y valientes, incluso cuando enfrentaba desafíos difíciles.

Ética y Transparencia: Andrés se encontró en una encrucijada cuando descubrió que uno de los proveedores de la empresa estaba involucrado en prácticas no éticas. Aunque tenía contratos y acuerdos con el proveedor, Andrés decidió actuar con valentía y romper los lazos comerciales, a pesar del impacto financiero a corto plazo. Comunicó abierta y honestamente la situación a su equipo y a los accionistas, demostrando que la integridad y la transparencia eran fundamentales para él. Su coraje para tomar una decisión difícil inspiró a su equipo y creó una cultura de confianza.

Defensa de los Valores Empresariales: En cierto momento, la empresa enfrentó presiones para reducir costos mediante prácticas que contradecían sus valores de sostenibilidad y responsabilidad social. Andrés se mantuvo firme en su compromiso de mantener los valores de la empresa intactos. Se enfrentó a críticas y resistencia interna, pero defendió su posición con determinación. Al no ceder ante la presión, Andrés protegió la identidad y la reputación de la empresa a largo plazo, demostrando que el coraje para defender los valores es esencial para el éxito sostenible. En #Chile, tenemos un dicho muy famoso que creo que se usa también envíos países de #latinoamerica – Pan para hoy, hambre para mañana.

Apoyo al Desarrollo del Equipo: En su enfoque valiente de #liderazgo, Andrés también se preocupó por el desarrollo personal y profesional de su equipo. Promovió una #cultura en la que los miembros del equipo se sintieran empoderados para expresar sus ideas, incluso si implicaban cuestionar las decisiones de la dirección. Andrés alentaba la retroalimentación constructiva y estaba dispuesto a admitir sus propios errores. Al hacerlo, cultivó un ambiente en el que el coraje para hablar y actuar de manera auténtica era valorado y recompensado. (Recuerden que le enseñamos a nuestros clientes las 3 preguntas claves

¿Qué hice bien?

¿Qué hice mal?

¿Cómo lo voy a mejorar?.... (mañana.)

Gracias al liderazgo valiente de Andrés, la empresa no solo se mantuvo ética y sostenible, sino que también experimentó un crecimiento sostenido y una mayor reputación en la industria. Su ejemplo inspiró a otros líderes y generó un impacto positivo en la cultura empresarial en general".


11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page