top of page

Anécdotas e Historias Informáticas (4)

¿Se acuerdan de las mascotas de Office 97? Estaba el odiado Clippy … pero había varias más. Los invito a saber qué ocurrió con estos “viejos amigos”.



Según artículo de la revista GQ (https://www.revistagq.com/noticias/tecnologia/articulos/clipo-robie-minino-y-los-infraayudantes-de-office/15355) de año 2011 las mascotas eran “Insoportables, insufribles, horrendos... Jamás de los jamases un puñado de bits fueron tan odiados. Hablamos de los ayudantes de Office, unas mascotas virtuales que durante los años 90 (y buena parte de la década del 2000) nos atormentaron con su supuesta bonhomía. Por si no los recuerdan, les dejo su frase estrella: "Parece que estás escribiendo XXXXX... ¿necesitas ayuda?" ”.


¿Era tan así? Bueno yo no recuerdo que nunca me hayan servido de algo. Tampoco tengo en el registro que algún colega/amigo/estudiante me haya dicho que los utilizaba provechosamente.


Entonces … ¿por qué los incluyeron? Ya que obviamente nadie los pidió.


Supongo que en Microsoft pensaron que sería algo simpático … el tema es que consumían recursos, algo bastante escaso a fines de los 90 y principios de los 2000.


En el mismo artículo de GQ ya citado mencionan que: “Esta monstruosidad tenía como principal cometido facilitarnos la vida en nuestras tareas más habituales. Por ejemplo, si escribíamos en Word un determinado encabezado, uno de ellos aparecía de la nada y nos daba un consejo, a todas luces innecesario. La filosofía era la de dar una imagen de que el procesador de textos era inteligente y estaba vivo. Pero el resultado era que el software era pesado y era deleznable.

Pesado porque estúpidamente, consumía demasiada memoria RAM de nuestros sistema, lo que llevaba a Grandes Desastres como perder todo un trabajo del colegio o de la universidad por su aparición. Vamos, una mezcla de Atila y Steve Urkel del mundo de los recursos informáticos.

Deleznable porque el ayudante, podía adoptar diferentes caras y formas. Sí, exacto: como Satanás. Podía aparecerse en una esquina de nuestro Word en forma de pelota siniestra (Ridondo), perrillo (Rocky) o gatito (Minino). Pero de entre todas las representaciones la más famosa y recordada fue Clipo” (conocido en inglés como Clippy, NdA).


Por si no los recuerdan (quizás los olvidaron como parte de una terapia) o nunca los conocieron se los presento a continuación:

Además de Clipo aparecen los ya mencionados Ridondo (la pelota con cara que empezaba a rebotar de repente), Minino (obviamente el gato que tenía la costumbre de dormirse y ronronear, ese me parecía más simpático) y Rocky (el perrito).


Sinceramente no recordaba a la imitación de Einstein. Tampoco tengo claro si siempre aparecía Clipo primero o salían todos al azar. Lo que si tengo presente es haber averiguado rápidamente como eliminarlos.


También me viene a la memoria haber dictado un curso de Office para la 3era Edad y tratar de explicarles para qué les podrían servir dichas mascotas. Al poco rato me estaban preguntando como desactivarlos porque los distraían.


¿Qué les pasó entonces? Simplemente que no fueron incluidos en las nuevas versiones de Office, algo que los usuarios agradecimos sinceramente.


Por mi parte este tipo de “agregados” rompen un principio básico del uso de los computadores o las TI genéricamente: imponen algo no deseado y poco útil lo que provoca, al menos en mi caso, molestias cuando quiero sacar provecho a la tecnología en uso.


Para terminar estas anécdotas y recuerdo les comparto una increíble noticia que aparece mencionada al final del artículo publicado en Xataka y que está citado bajo la imagen de Clipo:

Fiel a sus costumbres, igual que cuando emergía desde la esquina de nuestras pantallas sin que nadie lo llamase, en 2014 Clippy reapareció para un fugaz cameo. De forma sorpresiva, muy a su estilo. Su regreso a lo grande —aunque con un enfoque bastante distinto al de 1997— no llegó sin embargo hasta 2021: en mayo Microsoft lanzó una serie de fondos de pantalla protagonizados por el viejo asistente y en noviembre publicó un pack con stickers del clip para Microsoft Teams.


La gran sorpresa para los nostálgicos y fieles a Clippy llegaba sin embargo el 14 de julio del año pasado (2022, NdA), cuando la compañía de Redmond (se refiere a Microsoft, NdA) planteó un reto vía Twitter junto a un gran retrato de su viejo asistente: "Si esto consigue 20k likes, sustituiremos el emoji del clip en Microsoft 365 por Clippy". Lo consiguió, claro. A día de hoy va de hecho por los 170.300 likes.


Y es que si algo ha demostrado a lo largo de su historia Clippy es que no es amigo de las medias tintas: o lo amas, o lo odias. Y, como mínimo, tiene más de 170.000 incondicionales”.


¿Sorprendente verdad?


¿Será que Clipo revivirá como esos personajes de terror de los años 80? El tiempo lo dirá.


Saludos a todos



39 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page